0jorge.jpgIMG_1457_940x200.JPGbbb0ayudame a mirar.JPG000235.jpg3a.jpgccmargui.jpgmiradasz.JPG1gata.jpg00dddojos-somosunbuenlugar.JPGmiradas.JPGojos.jpgzojos.JPG06.jpgmipocha2.jpgojosgh2.JPG00dddojitoosss.JPGddddojos-somosunbuenlugar.JPG000236.jpg000123.jpg000234.jpgxnuevo-4.JPGmirasar.jpgmiradaspintadas.JPGojozz.jpgcccEs.jpgzzimage (15).jpg0z.jpgmiradaszxc.JPGojozxcv.jpgojosq.jpgmiradaszxcv.JPG4a.jpgbbb01.jpg

Ciudad con ley

En los últimos días, la noticia de la presunta violación en “Big Brother Brasil” ha dado pie para reabrir el debate sobre el concepto de conducta indebida en Gran Hermano.

En España ha habido muchos casos de expulsión disciplinaria y no vendría a cuento citar cada uno de ellos pero si deberíamos preguntarnos ¿por qué surgen esas actitudes? ¿Cuáles son los límites en una situación de encierro? ¿Debemos empatizar con el concursante antes de juzgarlo? Intentaremos dar respuesta a todas estas interrogantes.  

 

Gran Hermano es un CONCURSO DE ENCIERRO, donde un determinado número de personas deciden libremente mantenerse aislados del mundo real durante tres meses. Partiendo de esta premisa, podemos entender todas las situaciones conflictivas que se puedan producir en la casa ya que sus habitantes están viviendo una experiencia extrema pero es lógico que la Organización del programa sancione toda aquella conducta inapropiada.

Todos recordaréis los insultos y agresiones  sucedidos a lo largo de estos doce años y muchos de ellos han sido por restricciones (tabaco y comida) al no superar las pruebas semanales. Los habitantes de Guadalix deberían entender que esto es un juego donde también se pierde pero que eso no les da ningún derecho a faltarle el respeto a un compañero.     

En más de una ocasión hemos oído que los participantes ponen como excusa el aislamiento (con todo lo que ello conlleva) para explicar sus cambios de actitud y aún así, considero que el ser humano tiene ese algo llamado “razón” que nos distingue de los animales y nos permite discernir y decidir qué debemos hacer y/o decir en determinadas circunstancias.

Gran Hermano es un conjunto de muchas vivencias pero también es un lugar donde existen NORMAS DE CONVIVENCIA que deben ser respetadas y acatadas ya que este programa intenta retratar, de algún modo, la sociedad en la que vivimos hoy en día.

Para finalizar, me gustaría hacer un llamado a la reflexión a la hora de juzgar lo que vemos por televisión porque si podemos dictar las “sentencias” más duras contra una persona por sus comportamientos indebidos en un reality show, luego no deberíamos recrearnos una y otra vez  con dichas imágenes. Y para ejemplo, recordad los episodios de Indhira y Carol o Chari y Rubén, picos de audiencia dentro del concurso.

Gran Hermano es una ciudad con leyes muy claras ¿sabrán acatarlas sus nuevos habitantes?

 

Joomla templates by a4joomla